Conceptos Islamicos

La Creencia en Dios

Uno debe creer que Dios (Al∙lāh ﷲ) existe, y Su existencia es sin principio y sin fin. Dios (Al∙lāh ﷲ) no tiene igual en Su dominio. Él no necesita a ninguna de Sus creaciones. Él existía antes de crear el Trono, los cielos y los demás lugares que existen, sin necesidad de alguno de ellos. Por lo tanto, después de haber creado el Trono, los cielos, y los lugares, Él sigue existiendo sin necesitar de la creación. También, uno debe creer que Dios (Al∙lāh ﷲ) no es semejante a sus creaciones.  El Imam Ahmad Ibnu Hanbal dijo: “Ten la certeza de que cualquier cosa que uno se imagine…Dios es el Creador de esa imagen”. Todo lo que uno se imagina es creado y el Creador no es semejante a Su creación. Dios (Al∙lāh ﷲ) es atribuido con Poder perfecto y Sabiduría. Todo lo que pasa en este mundo, pasa por la Voluntad y Sabiduría eterna de Dios (Al∙lāh ﷲ). El Profeta Muhammad, sal∙lAl∙lāhu ^alayhi wa sal∙lam, dijo: “Todo lo que sea la voluntad de Dios (Al∙lāh ﷲ) que sea, será, y todo lo que sea la Voluntad de Dios que no sea, no será’’.

La Creencia en los Ángeles

Uno debe creer que Dios (Al∙lāh ﷲ) creó a los ángeles. Ellos no son de género masculino ni femenino y no se reproducen. Al∙lāh ﷲ los creó de la luz. Ellos nunca pecan. Ellos obedecen a Al∙lāh ﷲ en todo. Los humanos tienen cerca de ellos  a ángeles que graban todo lo que hacen. Algunos ángeles se le han aparecido a alguna gente en forma de hombre (pero sin órgano sexual). Sin embargo, ellos nunca toman la forma de una mujer. Por la Voluntad de Al∙lāh ﷲ, algunos ángeles protegen a la gente de los ŷinn, el ángel Gabriel (Ŷibril) es el mejor de todos ellos. Él fue el ángel que transmitió las revelaciones a los profetas.

La Creencia en los Libros Revelados

Uno debe creer que Dios (Al∙lāh ﷲ) reveló libros a algunos de Sus profetas. Estos libros fueron revelados por medio del ángel Gabriel. Estos libros no fueron escritos por Gabriel, ni por los profetas. Estos fueron revelados por Dios. Todo lo que esta escrito en estos libros es correcto, y no debe ponerse en duda alguna. Sin embargo, el Inŷil (la Biblia verdadera) y el Tora, fueron alterados. El Qur’an ha sido protegido por mas de 1400 años, y seguirá protegido hasta el Día del Juicio.

La Creencia en los Profetas

Uno debe creer en todos los profetas que Dios (Al∙lāh ﷲ) envió. El primer profeta fue Adán, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, el último profeta fue sal∙lAl∙lāhu ^alayhi wa sal∙lam. Como es mencionado en el Qur’an, los profetas son la mejor de las creaciones de Dios. Todos ellos llamaron a la gente al mismo credo, el Islam. Aquel que busque una religión que no sea el Islam, será un perdedor en el Día del Juicio. Todos los profetas fueron atribuidos con veracidad, honestidad, sabiduría, valentía, e inteligencia. Es imposible que ellos sean atribuidos con falsedad, deshonestidad, cobardía, o estupidez. Ellos fueron protegidos de cometer blasfemia y pecados enormes desde antes de recibir la revelación.

La Creencia en el Más Allá

Uno debe creer en el más allá, y la vida después de la muerte. Las personas pueden experimentar gozo o tortura severa en sus tumbas. En el día del juicio todas las personas serán resucitadas, congregadas y sus hechos les serán presentados, es decir, todo lo que hicieron durante su vida. Unas personas cruzarán sobre el puente, otros entrarán al infierno y se quedarán en el para siempre. Aquellos que mueran siendo musulmanes entraran al Paraíso aunque hayan sido torturados por un periodo de tiempo en el infierno por pecados de los cuales no se arrepintieron.

La Creencia en el Destino

Uno debe creer que todo lo que pasa en este mundo, pasa por la eterna Voluntad y Sabiduría de Dios, así sea bueno o malo, obediencia o pecado, creencia o blasfemia. Dios ordena a los seres humanos a ser obedientes y Él acepta esto de ellos.  Él no ordena a los seres humanos a ser desobedientes, y Él no acepta la desobediencia. Sin embargo, la obediencia y la desobediencia existen por la Voluntad y creación de Dios. Esto no niega la realidad que las personas tienen el libre albedrío para elegir, por lo tanto ellos son responsables de lo que decidan y adquieran.

La Creencia en Jesús

Jesús, las bendiciones y paz de Dios (Al∙lāh ﷲ) sean con él, es encarecidamente amado por todos los musulmanes. Jesús es uno de los grandes mensajeros y él es una de las creaciones más amadas por Al∙lāh ﷲ. Jesús no tiene padre; él fue creado dentro de su madre, María, la mujer elegida sobre todas las mujeres.  Por la Voluntad de Al∙lāh ﷲ, Jesús hizo muchos milagros y obedeció a Al∙lāh ﷲ en todo. Jesús solo habló la verdad y sus seguidores fueron musulmanes. Jesús nunca dijo que él era Dios, o el hijo de Dios, ni que sus seguidores tenían que rezarle a él o a alguien más que a Al∙lāh ﷲ. Jesús es un hombre, pero no tiene padre; Adán fue un hombre pero no tuvo ni padre ni madre. El Qur’an nos dice que los Judíos no crucificaron a Jesús  como algunos creen. Él no fue crucificado. Por la Voluntad de Al∙lāh ﷲ, Jesús fue elevado de la tierra.

Jesús esta vivo en el segundo cielo. Al∙lāh ﷲ enviará a Jesús de regreso a la tierra antes del día del juicio. Jesús testificará que el Islam es la fe verdadera y que el profeta Muhammad, sal∙lAl∙lāhu ^alayhi wa sal∙lam, es el último mensajero. Él seguirá las leyes que fueron reveladas al profeta Muhammad sal∙lAl∙lāhu ^alayhi wa sal∙lam, y matará al impostor tuerto.

COMO HACERSE MUSULMÁN

La persona se hace musulmana dejando todo lo que contradice el significado de las siguientes Testificaciones de Fe, creyendo en el corazón y declarando con la lengua: “ Nadie merece ser adorado excepto Dios, el Creador, y Muhammad es el Mensajero de Dios”.

Esto implica creer en todo lo antes mencionado. La persona puede hacerse musulmana en la soledad de un bosque o en un lugar donde hay una multitud de gente no necesita ir a una mezquita. Al∙lāh ﷲ conoce los corazones de Su creación.

No dudes en aceptar el Islam es el camino al triunfo en esta vida y en el más allá.

https://www.islam.ms/es/?p=39
La Creencia en Dios La Creencia en los Ángeles La Creencia en los Libros Revelados La Creencia en los Profetas La Creencia en el Más Allá La Creencia en el Destino La Creencia en Jesús COMO HACERSE MUSULMÁN