^Ashūrā'

El día de ^Āshūrā' es el décimo día del primer mes lunar, el primer mes de la hégira, el mes de al Muhar-ram. Durante ese día, Al-lāh aceptó el arrepentimiento de nuestro maestro Ādam ^alaihi s-salām. En efecto, nuestro maestro Ādam ^alaihi s-salām vivía en el Paraíso, Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le dió permiso de comer de todas las frutas del Paraíso, le dió el permiso de comer de todos los árboles del Paraíso excepto de uno, pero no se sabe exactamente de que tipo de fruta comió Ādam ^alayhi s-salām. No hay un texto claro en el Qur'ān ni en el hadīz, que informe del tipo de fruta que comió Ādam y cometió esa desobediencia. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā dice en el Qur'ān al karīm:

و لا تقربا هذه الشجرة فتكونا من الظالمين

(lo que significa): {No os acerquéis a este árbol}. Lo único que fue mencionado en el Qur'ān al Karīm es el árbol, entonces, no se sabe exactamente que tipo de fruta, nuestro maestro Ādam ^alayhi s-salām comió y cometió ese pecado, que no fue un descreimiento, ni tampoco un pecado mayor, ni tampoco un pecado menor que contiene una bajeza. Por supuesto, nuestro maestro Ādam ^alaihi s-salām después de comer de esa fruta se arrepintió, y es durante el día de ^Āshūrā' cuando Al-lāh aceptó su arrepentimiento, y lo hizo bajar a este bajo mundo. Nuestro maestro Ādam ^alayhi s-salām vivía en el Paraíso y vestía las prendas del Paraíso, y cuando bajó a este bajo mundo, dejó las prendas del Paraíso en el Paraíso, y cubrió su cuerpo con las hojas de los árboles del Paraíso, bajó a este bajo mundo vestido con esa vestimenta. Y es una mentira categórica, no es verdad que nuestro maestro Ādam y su esposa Eva andaban en este bajo mundo desnudos. Ādam es el primer profeta mensajero, y es el primer ser humano, él sabía hablar. De las primeras palabras que dijo Ādam ^alayhi s-salām fue, después de estornudar, alhamdu lil-Lāh. Conocía el nombre de las cosas. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le enseñó directamente el nombre de cada cosa. También, nuestro maestro Ādam sabía hacer pan a partir del trigo, sabía construir las casas, y sabía los idiomas. Fue él ^alayhi s-salām quién enseñó los idiomas a sus hijos. Ādam fue el primer profeta y el primer ser humano, y no es correcto creer en lo que llaman la teoría de Darwin, que dice que el origen del ser humano es el mono, wa l-^iadhubil-Lāh, y que hubiera ido transformando con el tiempo y la casualidad hasta llegar al ser humano. Esto es una mentira, es una tremenda falsedad. Nuestro maestro Ādam ^alayhi s-salām no se asemejaba a los monos, ni su origen es el mono, wa l-^iadhubil-Lāh. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā dice en el Qur'ān al Karīm:

إني خالق بشرا من طين

(lo que significa): {He creado al ser humano a partir de la tierra}. En efecto, Ādam ^alayhi s-salām fue creado a partir de la tierra en el Paraíso. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā ordenó a un ángel que bajara a este bajo mundo, y que cogiera de las distintas tierras; de la tierra blanda y de la tierra dura, y de la tierra que está entre las dos; de la tierra blanca y la tierra negra, y de la tierra que está entre las dos. Y con esa misma tierra, el ángel subió al Paraíso, y fue mezclada con el agua del Paraíso, y a partir de esa mezcla, Al-lāh creó a Ādam ^alayhi s-salām, y a partir de Ādam, a partir de una de sus costillas, Al-lāh creó a Eva ^alayha s-salām. Ādam y Eva vivieron en este bajo mundo, tuvieron varios hijos, y a partir de ellos, la humanidad se expandió. Y fue durante el día de ^Āshūrā' cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā aceptó el arrepentimiento de Ādam, y lo hizo bajar a este bajo mundo.

También, es durante del día de ^Āshūrā', cuando Al-lāh ta^ālā salvó a nuestro maestro Nuh ^alayhi s-salām del diluvio, así como a los que le habían acompañado. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā, les hizo bajar sanos y salvos del arca. En efecto, nuestro maestro Nuh ^alayhi s-salām, era un profeta musulmán, llamó a la religión del Islām durante 950 años; pero la mayoría de la gente no fueron creyentes, solamente unos pocos creyeron en Nuh ^alayhi s-salām. La mayoría de esa gente mostraron animosidad hacia él, le dañaron burlándose de él y golpeándole, le dejaban solo cuando estaba inconsciente, pensando en que estaba muerto. Luego Al-lāh lo curaba. Sin embargo Nuh ^alayhi s-salām, nunca abandonó la llamada al Islām. Al contrario, Nuh ^alayhi s-salām continuaba llamando a la fé, sin ningún astío ni aburrimiento, hasta que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le reveló que, excepto quienes ya fueron creyentes, nadie más entraría al Islām. Fue entonces cuando nuestro maestro Nuh ^alayhi s-salām hizo súplicas contra el pueblo de descreídos diciendo:

و قال نوح رب لا تذر على الأرض من الكافرين ديارا

 (lo que significa): "Oh Al-lāh, haz que no quede en la tierra ningún descreído con vida." Y Al-lāh subhānahu wa ta^ālā hizo que Su castigo cayera sobre esa gente, y ocurrió el diluvio, que hizo que ningún descreído quedara con vida. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā salvó a Su profeta, así como a los que creyeron en él, gracias al arca que nuestro maestro Nuh ^alayhi s-salām había construido por orden de Al-lāh. Y Al-lāh lo salvó por Su gracia. Nuestro maestro Nuh ^alayhi s-salām construyó el arca, en el cual subió, así como los musulmanes creyentes que creyeron en él. Entre ellos tres de sus hijos, Hām, Sām y Yāfiz. Tres de sus hijos subieron con él y sus mujeres al arca. En cuanto a su hijo Kan^ān, no quiso creer en Al-lāh subhānahu wa ta^ālā, ni en la profecía de su padre, no quiso hacerse musulmán y subir al barco con Nuh ^alayhi s-salām, y murió durante el diluvio. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā salvó con Nuh ^alayhi s-salām a ochenta musulmanes, y también a animales, que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā ordenó a Nuh ^alayhi s-salām, que los hiciera subir al arca. Y luego, por la Voluntad de Al-lāh, ocurrió el diluvio. El agua salió de la tierra en primer lugar, y luego cayó del cielo, gotas del tamaño de montañas, hasta cubrir el monte más alto que Al-lāh ha creado en este bajo mundo. Ningún ser humano se salvó, incluso los que se habían refugiado en lo alto de las montañas, excepto los musulmanes que habían subido al arca con Nuh ^alayhi s-salām. Luego, después de seis meses navegando encima de las aguas, el diluvio cesó. Al-lāh ordenó al cielo que parase de llover, y a la tierra que absorbiera el agua. Y luego, por Voluntad de Al-lāh, el arca se estabilizó encima del monte de al Jūdiy, tal como ha sido relatado en el Qur'ān al Karīm.

و استوت على الجوديّ

Al-lāh subhānahu wa ta^ālā, salvó a Nuh ^alayhi s-salām, así como a los musulmanes, y se estableció el arca encima de al Jūdiy, durante el día de ^Āshūrā', el día 10 del mes de al Muhar-ram. Igualmente hermanos en el islām, es durante el día de ^Āshūrāh, cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā salvó a nuestro maestro Mūsā ^alayhi s-salām, e hizo que Fir^aun (faraón)se ahogara. Nuestro maestro Mūsā ^alayhi s-salām vivía en una época de un gran injusto, un gran tirano llamado Fir^aun (faraón), que pretendía la divinidad, wa l-^iadhubil-Lāh, que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā nos preserve de tal descreimiento. Al-lāh mandó a nuestro maestro Mūsā ^alayhi s-salām, que fuera a Fir^aun para llamarlo al Islām, llamarlo a creer que Al-lāh no tiene parecido y que no tiene socio en la divinidad. Así es como Mūsā ^alayhi s-salām se fue a Fir^aun y le mostró milagros claros, que confirmaban categóricamente que Al-lāh le había enviado. A pesar de eso, Fir^aun descreyó y demostró orgullo. Causó mucho daño al pueblo de Mūsā que se componía de creyentes. Luego Mūsā ^alayhi s-salam se pusó en marcha con los hijos de ‘Isrā’īl que creyeron en él, y salieron de Egipto. Había unos seiscientos mil. Entonces, Fir^aun salió a perseguirlos con un millón seiscientos mil combatientes. Quería exterminar a Mūsā y a los que le acompañaban, pero Al-lāh dió la victoria a Su Mensajero. Al-lāh ta^ālā dice:

فأوحينا إلى موسى أن اضرب بعصاك البحر

lo que significa: “Hemos revelado a Mūsā que golpeara el mar con su bastón." Fue entonces cuando el mar se dividió en partes, y cada parte era como una enorme montaña. Se formaron doce enormes montañas de agua, y entre cada par de montañas había un camino de tierra firme. Mūsā ^alaihi s-salām y los que estaban con él, entraron en el mar. Fir^aun y sus soldados los alcanzaron. Pero Al-lāh hizo que Fir^aun y sus soldados se ahogaran, y salvó a Mūsā ^alayhi s-salām, así como aquellos que estaban con él. Cuando Fir^aun supo que iba a morir, manifestó su arrepentimiento, pero el arrepentimiento no sirve en tal situación. Mūsā ^alayhi s-salām entró en el mar desde Egipto, y salió en Jordania. Por la Voluntad de Al-lāh se salvaron, gracias a ese eminente milagro que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā otorgó a Mūsā ^alaihi s-salām. Y eso ocurrió también durante el día 10 de al Muhar-ram, el día de ^Āshūrā'. También, es durante el día de ^Āshūrā', cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā preservó y salvó a nuestro maestro Ibrāhīm ^alaihi s-salām del fuego de Nimrūd el injusto. Fue relatado que este fuego era tan potente, al punto de que si un pájaro volaba por encima de este fuego caía quemado, y que no se podían acercar al fuego, dado a su fuerza, y que construyeron una catapulta para lanzar a Ibrāhīm ^alayhi s-salām hacia el fuego. Y es lo que hicieron, lanzaron con una catapulta a Ibrāhīm ^alayhi s-salām, al fuego, y cuando Ibrāhīm llegó al fuego, nada, absolutamente nada de su cuerpo se quemó, ni siquiera un pelo, ni su vestimenta, nada, absolutamente nada se quemó, excepto las cuerdas con las cuales los injustos ataron las manos honradas de Ibrāhīm ^alayhi s-salām. Nuestro maestro Ibrāhīm ^alayhi s-salām encontró el fuego            بردا و سلاما , lo encontró como si fuera un jardín con flores. Nimrūd era un injusto, Nimrūd pretendía la divinidad, Nimrūd llamaba a la gente a adorarlo wa l-^iadhubil-Lāhi ta^ālā. Nimrūd le preguntó a Ibrāhīm ^alaihi s-salām (lo que significa): "¿Quién es tu Señor?" Y Ibrāhīm ^alaihi s-salām le contestó: ربي الذي يحيي و يميت 

 lo que significa: "Mi Señor es Quien da la vida y la muerte." Entonces este injusto, Nimrūd dijo: أنا أحيي و أميت (lo que significa): "Yo también doy la vida y la muerte." Y cogió dos presos, a uno lo mató, y a otro lo liberó, y dijo (lo que significa): "Yo también doy la vida y doy la muerte." Wa l-^iadhubil-Lāhi ta^ālā. Fue cuando Ibrāhīm ^alayhi s-salām le contestó usando un ejemplo para que éste injusto se quedara cayado, dijo Ibrāhīm ^alaihi s-salām:

إن الله يأتي بالشمس من المشرق فأت بها من المغرب فبهت الذي كفر

 (lo que significa): "Mi Señor hace salir el sol desde el oriente, hazlo salir tú del occidente." Y Nimrūd el injusto se quedó sin palabras. En efecto hermanos en el Islām, Ibrāhīm ^alayhi s-salām, tal como sus hermanos profetas, era sumamente inteligente, y sabía replicar y refutar a los injustos de la manera correcta. Todos los profetas eran musulmanes, todos los profetas tenían como religión el Islām, incluido Ibrāhīm ^alayhi s-salām. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā dice en el Qur'ān al Karīm a propósito de Ibrāhīm ^alayhi s-salām:

ما كان إبراهيم يهوديا و لا نصرانيا ولكن كان حنيفا مسلما وما كان من المشركين

 (lo que significa): {Ibrāhīm no era judío ni tampoco cristiano, sino que era hanīfan musulmán, y no formaba parte de los asociadores} Al-lāh subhānahu wa ta^ālā confirma en esta āyah, que Ibrāhīm ^alayhi s-salām no era judío, ni tampoco cristiano, ni mushrik, no era de los que atribuyen a Al-lāh un socio, sino que era un creyente, un musulmán. Ibrāhīm ^alayhi s-salām nunca vendió estatuas, ni tampoco dudó de la Existencia de Al-lāh, ni tampoco dudó sobre los Atributos de Al-lāh, nunca ha dudado. Nunca pensó que el sol, o bien la luna, o bien las estrellas, podrían ser su Creador. Él sabía que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā no se asemeja en absolutamente nada a lo que ha creado, sabía que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā no se asemeja en nada al sol, ni a la luna, ni a las estrellas, que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā no está en el lugar, porque aquello que se desplaza de un punto a otro como el sol, necesita de aquello que lo hace desplazarse. Y es también durante del día de ^Āshūrā', cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā otorgó la curación al Profeta Ayyūb ^alaihi s-salām. En efecto, el Profeta Ayyūb ^alaihi s-salām se quedó enfermo durante una temporada larga. Según el hadīz sahīh, el hadīz auténtico relatado por Ibnu Hib-bān, el Profeta Ayyūb ^alaihi s-salām se quedó enfermo durante 18 años, 18 años en su cama, y nunca hizo súplicas para sí mismo, sino que tenía tawak-kul ^alā l-Lāh, tenía confianza en Al-lāh, nunca pidió a Al-lāh subhānahu wa ta^ālā que le otorgara la curación. Hermanos en el Islām, es cierto que el Profeta Ayyūb ^alayhi s-salām tuvo una enfermedad durante una larga temporada, pero nunca salió del Profeta Ayyūb ^alaihi s-salām, nunca salieron de su cuerpo gusanos, ni siquiera un gusano, al contrario de lo que dicen algunos injustos ignorantes, eso es imposible. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā es al Hakīm, no hace que Sus profetas sufran este tipo de dificultades, ni este tipo de enfermedades, porque Al-lāh subhānahu wa ta^ālā ha enviado a los profetas para llamar a la gente al Islām, no han sido enviados los profetas para que la gente se alejase de ellos, sino que los ha enviado para llamar a la gente a la única religión aceptada por Al-lāh. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā ha preservado a Sus profetas de tales enfermedades. En efecto, el Profeta Ayyūb ^alaihi s-salām se quedó esa temporada enfermo, durante la cual murieron todos sus hijos, 14 en total, 7 niños y 7 niñas; también murieron sus animales, y fueron quemadas sus cosechas, desaparecieron todos los bienes de Ayyūb ^alayhi s-salām, su castillo se derrumbó, matando a sus hijos que estaban en su interior. La única que se quedó con Ayyūb ^alayhi s-salām fue su mujer Rahmah raDiya l-Lāhu ^anhā. Toda esa temporada se quedó con su marido, teniendo paciencia, soportando las dificultades, y Ayyūb ^alayhi s-salām también tenía paciencia, aumentaba sus adoraciones a Al-lāh subhānahu wa ta^ālā, hasta que un día oyó desde su casa a uno que dijo; que si Al-lāh subhānahu wa ta^ālā ha puesto a prueba a Ayyūb durante esa temporada tan larga, con esa enfermedad durante todo ese tiempo, era porque Ayyūb había cometido un pecado enorme. Esa fue la causa por la cual el Profeta Ayyūb ^alayhi s-salām hizo un du^ā', y pidió a Al-lāh, la curación. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le reveló que se alejara de la gente, y le reveló que golpeara la tierra con su pierna honrada, de la cual manaron dos fuentes de agua. Al-lāh le ordenó que se lavara con una, y que bebiera de la otra. Entonces, cuando Ayyūb ^alayhi s-salām cuando bebió de la primera se curó en el interior, y cuando se lavó con la segunda se curó en el exterior. Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le ha otorgado la curación completa. Ayyūb ^alaihi s-salām volvió a tener la fuerza que tenía al principio. También Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le ha otorgado tener más hijos con esa mujer, Rahmah raDiya l-Lāhu ^anhā, y tuvieron más niños que los que tuvieron antes.

Y también Al-lāh subhānahu wa ta^ālā hizo bajar del cielo dos prendas de color blanco, con las cuales se vistió.

Luego su mujer Rahmah fue por él, y cuando llegó allí no ha reconocido a Ayyūb ^alayhi s-salām. Le dijo (lo que significa): “¿No has visto a ese Profeta que tiene muchas pruebas?“.

Y Ayyūb ^alayhi s-salām le dijo (lo que significa): “Yo soy Ayyūb.”

Y luego regresaron los dos. En el camino, Al-lāh subhānahu wa ta^ālā envió a dos nubes. De la primera de las nubes bajó oro, bajó mucho oro; y de la segunda mucha plata.

Asi Al-lāh subhānahu wa ta^ālā hizo que Ayyūb volviera a ser rico, tal como lo era, y también Al-lāh subhānahu wa ta^ālā hizo que Ayyūb tuviera varios niños con la misma mujer Rahmah, quien había llegado ya a una edad avanzada, una edad en la cual las mujeres no suelen tener hijos. Ayyūb ^alayhi s-salām es un ejemplo para nosotros. Es un ejemplo de la paciencia que tenía ese hombre frente a las dificultades, y nunca se rebeló contra Al-lāh subhānahu wa ta^ālā. Y también ha sido Rahmah un ejemplo para las mujeres, se quedó con su marido enfermo hasta que Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le otorgó la salud. Igualmente es durante el día de ^Āshūrā', cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā hizo salir al Profeta Yūnus del vientre de la ballena. En efecto el Profeta Yūnus habia entrado por la Voluntad de Al-lāh en el vientre de una ballena. Y Allāh subhānahu wa ta^ālā hizo que dentro del vientre de la ballena no le pasara ningún perjuicio. Yūnus se quedó una temporada en el vientre de la ballena, y eso es un milagro. Habitualmente una persona no se puede quedarse dentro del vientre de una ballena. Y es durante el día de ^Āshūrā', cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā le permitió al Profeta Yūnus ^alaihi s-salām, salir del vientre de la ballena sano y salvo. Igualmente, es el día de ^Āshūrā’ cuando Al-lāh hizo salir a Yūsuf ^alayhi s-salām del pozo. En efecto, sus hermanos excepto Binyāmin ^alayhi s-salām, le tiraron en el pozo para intentar matarle. Y es en el día de ^Āshūrā’ cuando Al-lāh subhānahu wa ta^ālā salvó al Profeta Yūsuf ^alaihi s-salām de este pozo.

También es durante este día, el día de ^Āshūrā’, cuando ocurrió el asesinato del nieto del Profeta Muhammad صلى الله عليه و سلم al Husain hijo de FāTimah y ^Aliyy رضي الله عنهما.  

Al Husain cual es el hermano de al Hasan, el Profeta عليه الصلاة و السلام quería muchísimo a Al Hasan y a Al Husain.

El Profeta عليه الصلاة و السلام cuando estaba encima del mimbar y veía que Al Husain entraba en la mezquita, bajaba del mimbar y cogía Al Husain para besarle.

El Husain عليه السلام murió mártir, ese día, el día 10 de al Muhar-ram en Kārbala’.

En efecto, cuando Al Husain رضي الله عنه vió que alguien que era incapaz de dirigir los asuntos de los musulmanes, tomar el califato y obtener el poder, Al Husain عليه السلام se apegó con firmeza a la verdad, ordenando lo bueno y prohibiendo lo malo, hasta que le mataron, él, quien era el hijo de la hija del Mensajero de Al-lāh صلى الله عليه و سلم. Murió como mártir y víctima asesinado por los soldados de un gran pecador inmoral. Pero gracias a eso, obtuvo la gran recompensa según el juicio de Al-lāh. Al Husain عليه السلام salió para ordenar el bien y prohibir el mal, lo mataron injustamente و العياذ بالله, al igual que a algunos de sus hijos. Fue relatado que el día en el cual falleció Al Husain, salieron las estrellas. Al Husain murió mártir en la tierra de Kārbala’. Al Husain era un ser querido del Profeta Muhammad عليه الصلاة و السلام , tal como dijo el Mensajero:

‎“ اللهم إنّي أُحِبُّ حَسَنًا و حُسَيْنا فَأَحِبَّ مَن يُحِبُّهُما"

رضي الله عنهما

Islam ^ashura' al Muharram creencia