El rezo y el rezo en asamblea

Que las alabanzas sean para Al-lāh, Quien creó a los seres, Quien existe de toda la eternidad y Quien no tiene fin, Quien no necesita el lugar para existir y Quien es exento de tener forma, imagen, apariencia y órganos. Que las alabanzas sean para Al-lāh, Quien nos ha ordenado realizar cinco oraciones durante el día y la noche. Él, ha prometido, a quienes las realicen tal y como les ordenó, la recompensa de cincuenta oraciones, por Su gracia. Hizo de estas oraciones una causa de expiación de los pequeños pecados que se cometerían entre ellas, por misericordia y gracia de Él. Y a través de la oración, inunda los corazones de los virtuosos (Awliya')con placer y serenidad.
Testifico que no hay más dios que Al-lāh, y que Él es Único, no tiene socio, y testifico que nuestro maestro Muhammad es el Mensajero de Al-lāh. Oh Allah, honra y eleva más en grado a nuestro maestro Muhammad, así como a su familia, sus compañeros y aquellos que lo siguieron correctamente y completamente. Siervos de Allah, os recomiendo y me recomiendo a mí mismo el hecho de mostrar piedad hacia Al-lāh, y pedir mucho a Al-lāh ^azh-zha wa jal-la, les aconsejo, queridos hermanos, de obedecerle y agradecerle. Nuestro Señor dice en el Qur'ān al Karīm:

وَأۡمُرۡ أَهۡلَكَ بِٱلصَّلَوٰةِ وَٱصۡطَبِرۡ عَلَيۡهَاۖ

Lo que significa: “Ordena a tu familia que realice la oración y perseveren en hacerlo.

Al-lāh ^azh-zha wa jal-la ha hecho de la oración uno de los cinco temas más eminentes del Islām,  el Mensajero de Al-lāh, sal-la l-Lahu ^alaihi wa sal-lam, dijo:

( بُنِيَ الإِسلامُ على خمسٍ)

Relatado por Al-Bukhariyy, lo que significa: "El Islām se basa en cinco deberes principales", y citó entre estos deberes el testimonio de que no hay más dios que Al-lāh y que Muhammad es el Mensajero de Al-lāh, y el cumplimiento de la oración. Por tanto, la oración ocupa el segundo lugar después de los dos testimonios. El Mensajero de Al-lāh, sal-la l-Lahu ^alaihi wa sal-lam, también dijo:

رَأْسُ الأَمْرِ الإِسْلامُ وعَمودُهُ الصّلاةُ

(ra'su l-‘amri l-'Islamu wa ^amūduhu s-Salāh) [hadiz relatado por An-Nasa'iyy en As-Sunanu l-Kubra], que significa: "El tema principal es el Islām, y su pilar es la oración." Es uno de los signos más evidentes, los ritos más destacados y los beneficios más beneficiosos del Islām. Es después de los dos testimonios, la más confirmada de las obligaciones, la más eminente de las cosas que serán expuestas, el más ilustre de los actos de obediencia y la obra a través de la cual uno espera ganar más en el más allá. Es sumisión y temor, manifiesta la necesidad que tenemos las criaturas de Dios. Incluye súplicas y alabanzas. Conlleva agradecimiento y alabanza, y es un acto de sumisión a Allah, Al-^Aliyy, Al-Hamīd. Es una adoración que irradia esperanza en el océano de las tinieblas, salva al que habría caído en la injusticia, saca de la mano al infortunado de las profundidades de su desgracia y al desesperado de su desesperación para devolverlo sobre la vía de la salvaguarda. Por eso el Islām le da una importancia tan grande a la oración. Nos ha llegado en el Libro de Al-lāh subhānahu wa ta^ālā, la orden de realizarlo y perseverar en su cumplimiento, ya que Él ^azh-zha min qā`il dijo:

حَٰفِظُواْ عَلَى ٱلصَّلَوَٰتِ وَٱلصَّلَوٰةِ ٱلۡوُسۡطَىٰ وَقُومُواْ لِلَّهِ قَٰنِتِينَ

Lo que significa: "Realiza las oraciones con regularidad, y [en particular] la oración del medio, y levántate por la noche para realizar oraciones por devoción y fervor a Dios. " Quien lo lleve a cabo con regularidad, habiendo aprendido las reglas y cumpliéndolo de acuerdo con la forma revelada por Al-lāh, habrá obtenido el éxito y la seguridad; y el que lo pierde habrá fallado y habrá provocado su ruina, y corre el riesgo de perder aún más las otras obligaciones. Por eso nos conviene, perseverar en su realización ya sea que estemos sanos o enfermos, en dificultad o en comodidad, en seguridad o en miedo. La oración es el secreto mismo del éxito, es la base del éxito, la primera de las obras por las que el esclavo dará cuenta en el Día del Juicio: si fuera correcta, habrá triunfado y se habrá salvado; y si estuviera corrompido, habrá fracasado y causado su ruina. Perseverar para realizar el rezo es signo mismo de veracidad y de fe; descuidarlo es señal de fracaso y perdición. Estas son cinco oraciones, el que las cumple habiendo hecho su wudū' de una manera completa, quien las cumple en su tiempo, quien realiza sus inclinaciones, sus prosternaciones y su khushū^ de una manera completa, tiene según el juicio de Al-lāh la promesa de que será perdonado, y estas oraciones serán para él una luz y una prueba a su favor, una salvaguarda en el Día del Juicio. En cuanto al que no las cumpla, no tendrá, según el juicio de Al-lāh, ninguna promesa de entrar directamente en el Paraíso, no tendrá en el Día del Juicio luz, y tampoco prueba en su favor, y Al-lāh lo reunirá con los perdedores, la  gente de fracaso y de perdición. Siervos de Al-lāh, la obligación de la oración es una de las obligaciones más importantes de la religión, Al-lāh ha confirmado su importancia en todas las revelaciones a los profetas. Entre los secretos más notables y los significados más nobles de este culto honorable es que es, por sus gestos, su recitación y sus súplicas, una manifestación de sumisión a Al-lāh, el Señor de los mundos, una realización de la sumisión del esclavo a su Señor y una práctica por parte del esclavo de una obra aprobada por Al-lāh.

Al-lāh subhānahu wa ta^ālā dice en Surat Al- ^Alaq, acerca de Su Mensajero ^alaihi s-salatu wa s-salām:

وَٱسۡجُد وَٱقۡتَرِب

(wasjud waqtarib)

[Surat Al- ^Alaq / 19], que significa: "Inclínate y busca la aprobación de tu Señor".

Y el Profeta ^alaihi s-salatu wa s-salām dijo:

"أَقْرَبُ ما يكونُ العَبدُ مِن ربه وهو ساجِد"

("Aqrabu ma yakunu l- ^ abdu min Rabbihi wahuwa sājid) [hadiz informado por Muslim] que significa: "Donde el esclavo es más honrado por su Señor es cuando está postrado."
Es al mismo tiempo una purificación del corazón y del interior, una rectificación del alma, una purificación de los órganos de la mancha de los malos actos y pecados.
Solo necesitamos como prueba la palabra del Mensajero ^ alaihi s-salatu wa s-salām:

"أرَأَيْتُم لو أن نهرًا بِبابِ أحدِكم يغتَسِلُ مِنهُ كلَّ يومٍ خَمسَ مَرّاتٍ هل يبقَى مِن دَرَنِه شيء"

Que significa: 'Miren, si hubiera un río en el que uno de ustedes se lavara cinco veces al día, ¿quedaría algo de suciedad?" Ellos respondieron: “No, no quedaría suciedad en él. Fue entonces cuando el Mensajero de Al-lāh Sal-la l-Lāhu ^alaihi w a sal-lam dijo:

"فذلك مَثَلُ الصَّلواتِ الخَمسِ يَمحُو اللهُ بهِنّ الخَطايا"

(fadhālika mathalu s-salawāti l-khamsi yamhu l-Lahu bihinna l-khataya) [Relatado por Al-Bukhariyy y Muslim], que significa: "Este es el ejemplo de las cinco oraciones gracias a las cuales, Al-lāh quita los pecados", es decir, los pecados pequeños. Dada la importancia de la oración y las importantes consecuencias para los creyentes en su vida y su más allá, Al-lāh ha amenazado a quien la rechace con una dolorosa retribución, ya que Él dice ta^ālā acerca de la respuesta de los no musulmanes cuando fueron preguntados:

{مَا سَلَكَكُمۡ فِي سَقَرَ قَالُواْ لَمۡ نَكُ مِنَ ٱلۡمُصَلِّينَ}

(ma salakakum fi saqar, qalu lam naku mina l-musal-lin) [Surat Al-Mudath-thir / 42-43] que significa: "¿Qué te trajo al infierno? Ellos responderán: No estábamos entre los que oraban." Y Al-lāh amenaza al que lo retrasa después de su tiempo sin excusa, dice:

{فَوَيۡلٞ لِّلۡمُصَلِّينَ ٤ ٱلَّذِينَ هُمۡ عَن صَلَاتِهِمۡ سَاهُونَ٥}

(fawailun lil-musal-lina l-ladhīna hum ^an salātihim sāhūn) [surat Al-Ma^ un / 4-5]. Lo que significa: “¡El wail, es decir el castigo potente, para aquellos que hacen su oración retrasándola en relación a su tiempo sin excusa! " Alejarse de la oración y descuidarla es alejarse de la obediencia a Al-lāh. Pero el ser humano causa su pérdida y su desgracia en este mundo y fracasa y se va a la pérdida en el más allá, solo alejándose de la obediencia a su Señor Subhānah. Es un gran pecado abandonar la realización de las oraciones obligatorias por pereza. Quien lo comete merece una retribución dolorosa, y puede ser que este pecado le lleve a la incredulidad. Porque quien abandona la oración, tiene un efecto en su corazón y su fe, se debilita ante el Shaytan y las malas inclinaciones, y su debilidad puede llevarlo a la incredulidad, que Dios nos proteja. En cuanto al que persevera en lograrlo y que lo hace bien, su condición mejora y se aleja de las cosas malas. Allah ta^ālā dice:

{وَأَقِمِ ٱلصَّلَوٰةَۖ إِنَّ ٱلصَّلَوٰةَ تَنۡهَىٰ عَنِ ٱلۡفَحۡشَآءِ وَٱلۡمُنكَرِۗ}

(wa’aqimi s-salata ‘inna s-salata tanha ^ani l-fahsha’i wal-munkar)

[surat Al- ^Ankabut / 45], lo que significa: "Realiza la oración, ciertamente la oración te llevará a abandonar las depravaciones y las cosas reprobables." Perseverad, queridos hermanos de fe, en la realización de las oraciones obligatorias en asamblea, porque al realizarlas en asamblea hay un secreto y una recompensa mayor. El Profeta ^alaihi s-Salâtu wa s-salām dijo, en lo que informó Al-Bukhariyy:

"صلاةُ الجماعةِ أَفضَلُ مِن صلاةِ الفَذِّ بِسَبْعٍ وعِشْرِينَ دَرَجَة"

(salatu l-jama^ati 'afdalu min salati l-fadh-dhi bisab^in wa ^ishrina darajah)

Lo que significa: “La oración en asamblea tiene veintisiete veces más recompensas que la oración individual." Y el hecho de que alguien realice el ^isha' y la oración de subh en asamblea, da más recompensas, por lo que ha llegado del Profeta sal-la l-Lāhu ^alaihi wa sal-lam, en el Sahīh de Muslim:

"مَنْ صَلّى العِشاءَ في جماعةٍ فكأنّما قامَ نِصفَ اللّيلِ ومَن صَلّى الصُّبْحَ في جماعةٍ فكأنّما صلى الليل كله"

(Man sal-la l- ^isha’a fi jama^atin faka’annama qama nisfa l-layl wa man sal-la s - subha fi jama^atin faka’annama sal-la l-layla kul-lah) lo que significa: "El que reza el ^isha' en asamblea, es como si se hubiera pasado la mitad de la noche en oración; y el que reza el subh en asamblea, es como si hubiera pasado toda la noche en oración."

Así que apresurense, siervos de Al-lāh, a realizar las oraciones en su tiempo, en asamblea y sean sinceros, por Al-lāh, y buscad un khushū^ completo al hacerlas, porque obtendrán fuerza y una resolución concedida por Al-lāh, de mantenerse firme frente a las pruebas, por muy graves que sean, y de permanecer combativo durante las crisis de la vida, por difíciles que sean. Gracias a ellos, expulsarás las enfermedades de tu corazón y te traerán descanso para tu ser interior, tranquilidad para tu corazón y rectitud para tus órganos. Esto se explica con su dicho ^alaihi s-salatu wa s-salam:

"أَرِحْنا بِها يا بِلالُ"

('AriHna biha ya Bilal)

Es decir: "Tranquilícenos con la oración, oh Bilal", es decir, llama a la oración para darnos descanso. Pedimos a Al-lāh que nos haga de los que oran, de los que perseveran en el camino del mejor de los Mensajeros ^alaihi s-salātu wa s-salām, y que las alabanzas sean para Al-lāh, el Señor de los mundos.

Islam rezo