¿ Cómo convertirse al Islam ? Hacerse musulmán

Hacerse musulmán o regresar al Islam:

Para hacerse musulmán, hay que PRONUNCIAR los testimonios de fe creyendo en el significado de estos (y dejando toda creencia contraria al islam).

Testifico que no hay Dios sino Dios y que MuHammad es el Mensajero de Dios.

Si la persona no consigue pronunciar correctamente “Muhammad” en árabe, llama el profeta Muhammad por su apodo, Abu-l-Gaasim, es decir el padre de Gaasim, quién era su hijo. Entonces la persona dice: Testifico que no hay Dios sino Dios y que Abu-l-Gasim es el mensajero de Dios

Hay que tener como creencia que este mundo tiene un creador; Dios, y que Él no tiene ninguna semejanza con Sus criaturas y que existe de toda eternidad sin lugar y sin cómo. Él, tiene los atributos de perfección dignos de Él, y Él es exento de toda imperfección.

Hay que creer también que Muhammad es el último Mensajero de Dios, y que el primer de entre ellos es Adam. Moisés, Jesús, Noé, Abraham son todos enviados de Dios y todos llamaron a la misma religión, el Islam. Tuvieron milagros, pruebas de su veracidad. Están preservados del descreimiento, de los grandes pecados y de los pequeños pecados que contienen una bajeza. Todos son guapos, no son repugnantes. Son los mejores de entre los hombres.

El Islam es la única religión conforme a la razón sana, la única religión que dice la verdad sobre Dios. El Islam dice que Dios es el único Creador, el único que hace salir las cosas de la no existencia a la existencia, y no tiene ninguna semejanza con sus criaturas, las demás de las religiones dicen que Dios es tres, o que vive en el cielo, o que es un cuerpo, tal como una estatua, o una vaca, o un ser humano, y todo esto contradice la razón sana, contradice la lógica. En efecto, el que vive en el cielo o el que es un cuerpo está en un lugar y necesita quien le dio este lugar, y de quien lo especificó, y el que necesita no es Dios. El Islam dice que Dios existe sin cómo y sin lugar y no depende del tiempo. No se dice ¿donde?, tampoco ¿cuando?, tampoco ¿como? a propósito de Dios.

No está permitido retrasar la entrada al Islam de la persona que quiere ser musulmana.

Sin embargo si una persona desea hacerse musulmana, tiene que pronunciar inmediatamente los dos testimonios (en el idioma que entiende), y no está permitido de retrasar su entrada el islam, entonces la única condición para hacerse musulmán es de pronunciar los dos testimonios (creyendo en sus significados), y no es una condición de lavarse el cuerpo, o perfumarse, o de realizar la circuncisión, o de aprender el idioma árabe o de conocer una parte del Qur’an, y tampoco es necesaria la presencia de un imam o de testigos o de estar en una mezquita.

Sin embargo, sale del islam aquel que retrasa la entrada al islam de la persona que quería entrar al islam, es decir que se vuelve apóstata, se vuelve descreído, porque esto lleva a aceptar el descreimiento. Esto ha sido mencionado por el Imam An-Nawawiy en su libro rawdatu-t-Tâlibina.

Nota: Aquel que se convierte al islam no tiene que recuperar las obligaciones anteriores, porque su entrada al islam borra todos sus pecados tal como ha sido mencionado en el Qur’an y por el Mensajero.

En libro Rawdatu-Talibina en el capítulo de la apostasía, el Imam An-nawawiy relata:

« ولو قال كافر لمسلم: اعرض علي الإسلام، فقال: حتى أرى، أو اصبر إلى الغد، أو طلب عرض الإسلام من واعظ، فقال: اجلس إلى آخر المجلس، كفر، وقد حكينا نظيره عن المتولي

Lo que significa: Si un no musulmán, le pide a un musulmán: Enséñame como entrar al Islam, y él dice: “Espera que me lo piense”, o “espera hasta mañana”, o bien si este no musulmán le pide a la persona que está dando un sermón, y que ese último le contesta: “Siéntate hasta el final de la asamblea”, se vuelve descreído ( quien le retraso la entrada al islam). Y relataron algo parecido a este juzgamiento por parte de al Mutawal-liy.

En nuestra época, numerosas son las personas que retrasan la entrada al Islam de los que no son musulmanes y desean convertirse, diciéndoles por ejemplo: “¿Estás seguro?”, o “piénsatelo bien”, o “dúchate primero”, o “estudia árabe primero, o “haz la circuncisión primero”, o “¿porque quieres ser musulmán?, o “elige un nombre primero”, etc. Todo esto, entra en el hecho de aceptar el descreimiento y constituye una apostasía en sí mismo.

Allah dice en el Qur’an honrado:

وَلَا يَرْضَى لِعِبَادِهِ الْكُفْرَ

Lo que significa: “Allah no acepta el descreimiento para sus siervos”  (surata az-zumar, ayah 39)

Esta ayah es una prueba clara que aceptar el descreimiento es un descreimiento.

Además esta ayah es una prueba que retrasar la entrada al islam de alguien, es un descreimiento, porque lleva a aceptar el hecho de que esa persona permanezca no musulmán.

Si una persona, a solas, pronuncia los dos testimonios de fe, creyendo en sus significados, Allah sabe esto, sin que haya testigos con esta persona y su islam está aceptado por Allah, a continuación para que los musulmanes la juzguen musulmana, esta persona pronuncia los dos testimonios como dhikr (evocación) delante de ellos, ya que es musulmana, no tiene que pronunciarles con la intención de entrar al islam.

En cualquier momento, uno se puede convertir al islam, mejor hacerlo lo antes posible porque la muerte puede llegar a cualquier momento.

Hacerse musulmán es el más grande de los bienes que le puede pasar a una persona, y un bien no se retrasa.

creencia atributos de Dios hacerse musulman convertirse al islam