Los 13 atributos de Dios obligatorios según la razón

Los trece atributos de Allâh obligatorios según la razón.

1- LA EXISTENCIA

Allâh ta`âlâ existe de toda eternidad, sin principio. Allâh ta`âlâ dice lo que significa: « No hay duda respecto a la existencia de Allâh ».

 Allâh ta`âlâ existe y no tiene semejanza con las criaturas. Su existencia no es como la existencia de las criaturas, Dios no se parece a lo que ha creado y no necesita lo que ha creado

2- LA UNICIDAD

Allâh ta`âlâ es único, no tiene socio. Allâh no tiene parecido ni por Su Ser, ni por Sus atributos, ni por Sus actos.

L’Imam Abou Hanifah dijo:  « Allâh es Único, no del punto de vista numérico, pero en el sentido de que no tiene socio ».

3- EL EXENTO DE PRINCIPIO

Allâh ta`âlâ es exento de principio en el sentido de que Su existencia no tiene comienzo. Es decir que Él existe de toda eternidad. En efecto, es obligatorio que Dios exista de toda eternidad. Si no, Él necesitaría a otro que a Él y el que necesita no puede ser Dios. Así, todo excepto Allâh ta`âlâ entró en existencia es decir es creado. Allâh ta`âlâ dice:

 { هُوَ الأَوَّلُ وَالآخِر }

lo que significa: « Es Él Que es exento de principio y exento de fin » y el Mensajero de Dios dijo

كَانَ اللهُ وَلَمْ يَكُنْ شيء غَيْرُهُ

lo que significa: « Allâh existe de toda eternidad y nada más existía »

Esto quiere decir que Allâh existe de toda eternidad y nada existe con Él de toda eternidad, ni agua ni aire ni tierra ni cielo ni trono ni ángel ni tiempo ni dirección ni lugar. La razón sana acepta el hecho de que Allâh existe de toda eternidad sin lugar, sin direcciones, sin cielo y no les necesitaba y también la razón sana acepta que después de crear a los lugares, el trono, el cielo y las direcciones tampoco las necesita.

4- EL EXENTO DE FIN

Allâh ta`âlâ existe y Su existencia no tiene fin. Ya que ha sido confirmado a propósito de Dios la obligación de Su exención de principio, es pues obligatorio para Dios la exención de fin.

En cuanto al no fin de ciertas criaturas de Allâh como el paraíso y el infierno establecida por la Unanimidad, es un no fin porque Allâh les quiso de toda eternidad el no fin. Además, según la razón, es posible para ellos dos la destrucción del hecho que ambos son creados, pero Allâh nos informó en el Corán que ambos no tendrán fin.

5- LA NO NECESIDAD

Allâh ta`âlâ no necesita Sus criaturas, porque la necesidad de otro es un signo de la entrada a existencia y Allâh es exento de esto mientras que toda cosa necesita a Allâh. Allâh ta`âlâ dice:

فَإِنَّ اللهَ غَنِيٌّ عَنِ العَالَمِين

lo cual significa: « cierto Allâh no necesita a las criaturas » [sourat 'Ali ^Imran / 98.

El Imam ^Ali dijo: « Allâh creó el Trono para manifestar Su poder y no para tomárselo como asiento para Él ». Los actos de adoración de los creyentes y los pecados de los desobedientes no perjudican a Allâh ta`âlâ. No es concernido por el cansancio y existe sin lugar y sin dirección porque no es un cuerpo.

6- EL PODER

Allâh ta`âlâ tiene como atributo el poder y este atributo de toda eternidad es exento de principio y de fin. Su poder concierne a todas las posibilidades racionales, es decir a toda cosa posible, cuya existencia o la no inexistencia es posible según la razón

Si Allâh no fuera todo poderoso, tendría una incapacidad y si tuviera cualquier incapacidad, el mundo no existiría.

7- LA VOLUNTAD

Allâh ta`âlâ tiene como atributo la voluntad. Por este atributo, Allâh especifica las posibilidades racionales por ciertas características en lugar de otros. Allâh tiene obligatoriamente el atributo de la voluntad y Su voluntad concierne a la totalidad de los actos de los esclavos, que sea los actos de bien o de mal. Ha sido informado que el Profeta le enseñó a una de sus hijas de decir:

« مَا شَاءَ اللهَ كَانَ وَمَا لَمْ يَشَأْ لَمْ يَكُن »

 ma sha’a l-Lahu kana wa ma lam yacha’ lam iakun .

 Lo que significa: Lo que Allâh quiere es, y lo que no quiere no es.

8- LA SABIDURIA

Allâh ta`âlâ sabe toda cosa de toda eternidad. Él sabe lo que ha pasado, lo que está pasando, lo que pasará y lo que nunca llegará. Allâh ta`âlâ dice lo que significa: «Y Él sabe toda cosa». Así, saber la totalidad de las cosas escondidas es específico a Allâh ta`âlâ, pero Allâh revela una parte de estas cosas escondidas a algunas de Sus criaturas tales como los profetas, los ángeles y algunos santos. El que dice que el Mensajero sabe absolutamente todo lo que Allâh sabe se hace descreído, porque ése le asimiló al Mensajero a Allâh por el atributo de la sabiduría. Lo que está establecido entre la gente de tawhid, es que las características de las criaturas no tienen semejanza con ninguno de los atributos de Allâh ta`âlâ.

9- EL OIR

Allâh ta`âlâ oye todo lo que es audible por un oído que es de toda eternidad, exento de principio. Dios lo oye todo sin oreja ni otro órgano; mientras que el oído de las criaturas entró en existencia es decir creado.

10- LA VISTA

Allâh ta`âlâ ve todo lo que entró en existencia por Su vista que es de toda eternidad. Su vista no tiene semejanza con la vista de las criaturas porque Allâh subhanahu ve todo lo que es visible sin necesitar ni retina ni rayo luminoso, mientras que la vista de las criaturas se efectúa gracias a un órgano. Así, el que quiere ser salvado debe aprender absolutamente la ciencia de la exención de Dios, el tanzih, por transmisión oral cerca de la gente de ciencia, para no caer en la asimilación de Allâh a Sus criaturas.

11- EL HABLA

Allâh tabaraka wa ta`âlâ habla y Su habla es exento de principio y de fin y no tiene semejanza con la palabra de las criaturas. Su habla ta`âlâa no tiene principio y no tiene fin. Su palabra no está constituido de letras ni de sonido y Su habla no es un idioma mientras que la palabra de las criaturas está constituido de letras, de sonidos.

El Imam Abu Hanifah رضي الله عنه dijo: « Y Él habla (es decir Allâh) de un habla que no tiene semejanza con nuestro habla, mientras que nosotros hablamos con órganos y sonidos, Allâh habla sin órgano ni sonidos ».

Allâh subhanahu no tiene semejanza con ninguna de Sus criaturas, ni por su Ser es decir que Su Ser (existencia) no tiene semejanza con el ser de las criaturas, ni por Sus atributos – Sus atributos no tienen semejanza con los atributos de las criaturas, ni por Sus actos – sus actos no tienen semejanza con los actos de las criaturas –.

12- LA VIDA

Allâh ta`âlâ tiene como atributo la vida que es de toda eternidad, exento de principio y de fin. Su vida no está constituida de alma ni de carne ni de sangre y la muerte es imposible respecto a Allâh subhanahu wa ta`âlâa; en efecto si Él no estuviera vivo, ninguna cosa de este mundo existiría. Si Allâh ta`âlâa no tuviera como atributos estos atributos, tendría como atributo el opuesto de esto y eso sin duda indicaría una imperfección y no podría ser el creador. En cuanto a la vida de las criaturas, ella se efectua por la reunión del alma, del cuerpo, de la carne, de huesos, de la sangre. Es sujeta a la interrupción. La vida de Allâh está como Sus atributos, no es sujeta a la interrupción.

13- LA NO SEMEJANZA CON LAS CRIATURAS

Allâh ta`âlâ tiene como atributo toda perfección que es digna de Él y es exento de toda imperfección es decir de todo lo que no es digno de Él ta`âlâ, como la   ignorancia, la impotencia, el sitio, el lugar, el color y el límite.

Allâh ta`âlâ dice en el Coran:

لَيْسَ كَمِثْلِهِ شَيء

lo cual significa: no hay absolutamente nada como él.

Esa aya nos indica que Allâh no se parece a nada de lo que Ha creado es decir que no es un cuerpo palpable como el ser humano, la madera, la piedra y tampoco un cuerpo impalpable como la luz, la oscuridad, el alma, el aire. Dios no es una luz y no se asemeja a la luz, no es un alma y no se asemeja a ella.

Dios no tiene órganos, no tiene mano (ni una ni dos), ni pierna, ni puño, ni rostro, ni dedos, ni ojos, tampoco se dice tiene pierna no como nuestra pierna, o tiene mano no como nuestra mano como es la costumbre de los mushabbiha de hacerlo.

El Corán fue revelado en el idioma árabe y no está permitido traducir los atributos de Allâh como el 3ain, el wayh, el iad por: ¡el ojo, el rostro y la mano!!!

El Imam Abu ya^far At-Tahawii (muerto en 329 de la Hégira) dijo: « Es exento –es decir Allâh– de los límites, de los fines, de los lados, de los órganos y de los miembros; no es concernido por las seis direcciones contrariamente a todas las criaturas ».

Esto quiere decir que Allâh no es concernido por las seis direcciones como es el caso para todos los cuerpos. En efecto, los cuerpos no escapan del hecho de ser contenidos en una de la seis direcciones porque el cuerpo está forzosamente en un lugar. Así, Allâh existe sin lugar y sin dirección.

creencia sin lugar atributos de Dios